Los Delfines II reclaman atención a sus carencias (VENEZUELA)

Escasez de agua, alumbrado público deficiente y calles sin asfaltado son algunas de las condiciones que denuncian no han mejorado en años, solo han empeorado.

 

El sector Los Delfines II en Porlamar municipio Mariño, data de hace aproximadamente 10 años y al igual que otras zonas de la entidad, enfrenta carencias ante la falta óptima de distribución de agua, calles sin asfaltar, alumbrado público inadecuado, entre otros servicios que evidencian la indiferencia y el olvido de las promesas hechas por los políticos.

 

Carmen Rodríguez, quien tiene viviendo en el sector 12 años en la calle Roseliano Castro, indicó que en la zona la problemática del agua es constante porque pasan tiempo sin el servicio.

 

Reseñó que para abastecerse deben ir a otra parte a cargar tobos con el vital líquido, pero a su vez dijo que otras personas pueden comprar cisternas y optan por remedian la situación de esa manera.

 

Resaltó que cuando la problemática agrava el consejo comunal solicita un camión a Hidrocaribe o la alcaldía y con manguera algunos se abastecen pero otros no.

 

Rodríguez señaló que otro servicio que falla es el alumbrado público, pues algunos postes funcionan mientras otros no, dejando en evidencia calles que parecen una boca de lobo por tanta oscuridad.

 

Mencionó que algunos vecinos han optado por poner algunas lámparas frente a su casa para alumbrar el sector.
Roselia Rondón precisó que vive en la zona desde hace años y no ha visto mejoras en las condiciones de vida, “aún continuo tragando tierra por la falta de asfaltado de las calles”.
Recalcó que en Los Delfines II, que consta de cinco calles tienen un grave problema con el agua y la poca que llega es por una conexión que hicieron a la tubería del sector 1. “Se surten solo algunas casas de las primeras calles y hay otras cuantas a las que no les llega ni una gota”.

 

Situación que manifestó ha obligado a la mayoría de los vecinos, a colocar como 200 metros o más de manguera, y con bombas obtener un poco del vital líquido, soportando largos trasnochos, además de molestar a otros pidiendo prestada la toma para llenar, “es una inaguantable condición en la que vivimos”.

 

Rondón mencionó que para completar otro factor negativo es que la dejan pocas horas, lo que no permite a todos llenar por la cantidad de familias que hay en la comunidad.
Asimismo enunció que el consejo comunal ha presentado proyectos de electricidad y asfaltado a la alcaldía, pero “no mandan hacer nada, no vienen a hacer nada, todo se ha quedado en promesas o trabajos a medias, solo proyectos y así tenemos muchos años”.

 

Rondón solicitó a las autoridades que los visiten para que vean las condiciones en que viven, que traten de solucionar las carencias y cumplan con lo que dijeron que iban hacer por mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la zona.

 

Deibilis Betancourt pronunció que otra problemática presente es la inconstante llegada de los CLAP que abastece cada mes o dos meses, demorando mucho para llegar, porque deberían ser mensual.

 

Resaltó que el abastecimiento del gas si está funcionando en el sector. Asimismo la afectada señaló que el único servicio que si funciona en el lugar es la recolección de basura que pasa tres días a la semana, pero desean que así mismo pase con los otros servicios.

 

De igual forma manifestó que le gustaría que la comunidad goce de una plaza, cancha o parque para los niños en el área del Playón del Jumbo. Betancourt consideró que recuperar ese lugar con alumbrado mejoraría el acceso al urbanismo ya que está totalmente oscuro lo que se presta para que los antisociales roben a quienes transitamos por la zona.

 

 


Martha León / El Sol de Margarita

Página Web - 2019/09/24

Fuente: http://elsoldemargarita.com.ve/