ENTORNO URBANO: Referencias urbanas

 

Todos los centros urbanos tienen ejemplos de esas referencias a distinta escala, son sus habitantes quienes le otorgan el valor

 

En una ciudad hay aspectos particulares, que se convierten en puntos de referencia, son hitos, características resaltantes o conocidas que permiten reconocerla, ubicarse en ella, son parte del lenguaje de sus ciudadanos y muchas veces de sus tradiciones. No tienen necesariamente que ser un objeto físico determinado, natural o construido, puede ser un entorno completo, puede ser el nombre de un comercio con tradición, puede ser una actividad que ocurre regularmente, puede ser el nombre de una avenida, una anécdota que se asocia a una esquina.

 

Todos los centros urbanos tienen ejemplos de esas referencias a distinta escala, son sus habitantes quienes le otorgan el valor y para ellos estos elementos son identificadores. Por eso son importantes, porque son vínculos entre la gente y su entorno. Cualquiera puede pensar en un ejemplo de la ciudad donde vive, o ha vivido, ese punto de referencia que se comparte con otros y sirve para ubicar lugares o eventos, “pasando la panadería tal”, “frente al parque cual”.

No necesitan ser elementos extraordinarios como es para Caracas su montaña, su masivo norte, o el ineludible Puente sobre el Lago de Maracaibo, sino que tengan valor para la gente, como referencia para localizar algo o para encontrarse. Ejemplos pueden ser en Caracas el Paseo de las Tres Gracias, en San Cristóbal la Plaza Los Mangos, en Valencia la Redoma de Guaparo, y en Porlamar el Centro Rattan.

 

Para las ciudades es importante que sus habitantes las aprecien, sientan que tienen un vínculo con ellas, para ello es determinante que la ciudad sea justa, sea eficiente y sea hermosa, pero también que puedan identificar sus características, orientarse en ella, que puedan tener recuerdos de ese lugar, conocer y reconocer sus puntos de referencia. Una persona identificada con su entorno urbano lo respeta y lo cuida, tiende más a involucrarse en la ciudadanía participativa que vela por la integridad física y funcional de su ciudad, porque la ve como suya.

 

Los centros urbanos son sistemas vivos, una constante interacción entre entorno y usuarios. Lo cual involucra movimiento y modificaciones, las referencias urbanas, inmersas en la vida de la ciudad no escapan al cambio. Surge algo nuevo, con el tiempo, la costumbre, se le considera importante, se puede convertir en punto de referencia para algunos o para muchos.

 

En ocasiones esas referencias, incluso las más apreciadas, pueden desaparecer de la ciudad, un mercado cambia de lugar, un edificio es demolido, una feria deja de realizarse, un árbol es talado. Se mantienen en la memoria por un tiempo, se pierden cuando quienes las recuerdan ya no están. Son pérdidas para el carácter de la ciudad y para la vida de sus habitantes. Algunos de estos cambios son necesarios, otros son evitables, es responsabilidad de los gerentes de la ciudad preservar lo que es representativo.

 

Las ciudades necesitan las referencias urbanas para ser identificadas, los ciudadanos necesitan las referencias urbanas para identificarse con ellas.

 

 


MARÍA EUGENIA CLAVIER / El Universal

Página Web - 2021/06/26

Fuente: http://www.eluniversal.com/