La responsabilidad es común y abarca la administración de todo, incluyendo actividades como brindar seguridad, cuidar la salud y educar, el aseo urbano y el ornato urbanos

 

Vivir en una ciudad conlleva aportar recursos para mantener en operación bienes y servicios comunes que comprenden una amplia gama de componentes físicos como edificios públicos, parques, vialidad, redes eléctricas y de comunicación, cloacas, acueductos, así como drenajes por tuberías y naturales.