Casa de reciclado hecha con botella y basura

 

La basura no sale de casa porque la casa está hecha de basura. Un material de construcción tan noble como cualquier otro. En la casa de los biólogos Luis y Edna Toledo, la casa de los reciclados cumple varios objetivos: es autosustentable, funcional y artística pero también económica. La idea de crear esta casa surgió de la preocupación de sus creadores por el problema de la basura.

 

El utilizar materiales reciclados redujo el costo de la construcción en un 70% en relación a una casa tradicional. La vivienda fue construida en un 90% con material reciclado.

 

En la casa no se tira nada, todo se recicla, comenta su creador que “la casa no tiene ladrillos fue hecha toda con escombros de demolición, no tiene tampoco azulejos, no tiene pintura ni revoque, así que el ahorro fue enorme”.

 

Las botellas de plástico de refrescos son aplicadas tanto en la decoración como en la construcción. La técnica consiste en cortarles la base, rellenarlas con una mezcla de cemento y escombros –también más barata- y que sirve para sustituir los ladrillos. Con el mismo objetivo también utilizaron cajas de leche rellenas y botellas de vidrio.

 

Pedazos de vidrio fueron utilizados como azulejos para darle forma a coloridos murales figurativos. Los pisos están decorados con pedacería de mármoles provenientes de los desechos de las marmoleras cercanas.

 

Por cuestiones de seguridad, lo único que no proviene del reciclaje son las vigas, pilares y las columnas, todo el resto es material reciclado.

 

Luis, el dueño de la casa está construyendo un condominio entero de lujo, realizado con materiales reciclados, que incluye: áreas comunes como áreas de entretenimiento y cocina. La villa tendrá una regla básica de convivencia: sólo se aceptarán personas que compartan la filosofía de vida de su creador.

 

 


Ubicación: https://noticias.arq.com.mx/

Autor: Arq

Fecha de Publicación: 2019/12/12