Rescatarán 38 mil 475 viviendas abandonadas en BC (MÉXICO)

De acuerdo con el Infonavit, en Baja California existen 38 mil 475 viviendas en situación de abandono, 90 por ciento de ellas ubicadas en los municipios de Mexicali y Tijuana

 

Como parte del Programa de Regeneración de Vivienda Abandonada, el Infonavit y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), firmaron convenios de colaboración con los municipios de Tijuana y Mexicali, en Baja California, para regenerar viviendas inmuebles en esta condición.

 

Durante la firma del acuerdo, Carlos Martínez Velázquez, director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) dio a conocer que en el estado existen 38 mil 475 viviendas en situación de abandono, 90 por ciento de ellas ubicadas en los municipios de Mexicali y Tijuana con 18 mil 191 y 16 mil 640 unidades, respectivamente, que podrían ser el hogar de 83 mil personas.

 

El convenio firmado contempla realizar un diagnóstico y “Plan Maestro Participativo” de los polígonos de interés, así como la rehabilitación, conservación, mejoramiento, construcción y comercialización de las viviendas recuperadas, o en su caso, desarrollo de comercios, a través de operadores o algún otro organismo.

 

“No solo queremos recuperar un buen número de viviendas para darle acceso a quienes más lo necesitan, también vamos a regenerar el entorno para que se conviertan en un verdadero patrimonio de las familias, y evitar así que el tema se convierta en el lucro de unos cuantos mercaderes del desarrollo urbano que se dedicaban a engañar a las familias”, precisó Martínez Velázquez.

 

En su intervención, Carina Arvizu Machado, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Sedatu, sostuvo que el Estado mexicano está recuperando el control del territorio, trabajando para ponerlo al servicio del pueblo de México.

 

“Desde la secretaría que encabeza Román Meyer Falcón, estamos recuperando el territorio, entendiéndolo y transformándolo desde sus barrios, calles y plazas, porque México no puede esperar más para que llegue la justicia territorial y la pacificación del país que buscamos. Este es un momento importante para poder separar el poder político del económico y eliminar el tráfico de influencias asociado con la gestión del suelo”, argumentó.

 

Agregó que la firma del convenio facilita la coordinación entre los diferentes órdenes de gobierno para corregir errores del pasado y devolver el futuro a las ciudades mexicanas, pues otro de los problemas en el país es el congelamiento de la movilidad social y la persistencia de espacios que marginan, y segregan.

 

*brc

 

 


ERNESTO MÉNDEZ / Excélsior

Página Web - 2020/02/19

Fuente: https://www.excelsior.com.mx/