Vivienda: Florida debe hacer frente a la crisis de la vivienda asequible (ESTADOS UNIDOS)

Para apoyar los programas locales y estatales de vivienda asequible a través de un cargo por transacción en el sector de bienes raíces, la Ley de Vivienda Asequible William F. Sadowski se aprobó en 1992, y se crearon dos fideicomisos para este propósito. Pero desde alrededor de 2003, los legisladores de Tallahassee han usado indebidamente estos fondos para otros usos, como la recuperación de huracanes y el fondo general.

 

El estado necesita hacer más en materia de vivienda asequible, según los Influyentes de la Florida. Casi tres cuartas partes (73%) de los Influyentes opinaron que el estado debe dedicar todo el dinero recaudado a tenor con la ley a la vivienda asequible, y no a otros usos.

 

Los Influyentes también recomendaron otras formas en que la Florida puede ayudar con la vivienda asequible, como subsidios a la vivienda para personas de ingresos medios, incentivos a los urbanizadores para construir más viviendas asequibles y la venta o arrendamiento de terrenos públicos a urbanizadores que se comprometan a construir esas viviendas asequibles.

 

El gobernador Ron DeSantis también firmó este verano una ley que evita que los gobiernos locales exijan que los urbanizadores incluyan viviendas asequibles en sus proyectos a menos que reciban compensación del gobierno.

 

De de los 50 Influyentes, una mayoría (58%) dijo que no apoya esta nueva ley porque el estado eliminó una de las herramientas más poderosas para ayudar a construir viviendas asequibles. La vivienda asequible es un asunto local, dijeron, y las decisiones deben ser tomadas por los gobiernos cercanos a las comunidades.

 

Declaración sobre las opiniones del grupo de trabajo sobre este tema:

 

La Florida está en medio de una escasez seria de viviendas. Las condiciones del mercado inmobiliario desalientan las construcción o preservación de las viviendas asequibles que los vecinos y la economía necesitan para crecer. En este momento, el estado necesita más de 790,000 viviendas adicionales que sean asequibles a personas de bajos ingresos. Aunque la crisis es más fuerte entre los trabajadores de bajos ingresos y adultos mayores con ingresos fijos, los núcleos familiares que ganan un máximo de $65,000 anuales están también bajo una fuerte presión, muchas veces viven de cheque en cheque y tienen que escoger entre pagar la comida y la hipoteca o el alquiler. Para abordar esta crisis de vivienda, la Legislatura estatal y el gobernador deben tomar medidas, usando los fondos en fideicomiso para vivienda asequible solo para ese propósito e impulsar incentivos para la construcción y preservación de viviendas asequibles. Además, la Legislatura y el gobernador deben permitir que los vecinos identifiquen sus necesidades de vivienda y las formas en que quieren que se aborden esas necesidades.

 

Soluciones potenciales:

 

▪ Aprobar leyes que exijan que todos los fondos recaudados a tenor con la la Ley Sadowski sobre Vivienda Asequible se usen precisamente para ese propósito.

 

▪ Crear incentivos para alentar al construcción y preservación de viviendas asequibles.

 

▪ Reducir el impuesto a la propiedad a cambio de alquileres más bajos más tiempo.

 

▪ Incentivar la compra de viviendas entre las personas que no ganan mucho dinero y que ya habían adquirido una vivienda

 

▪ Incentivar el apoyo permanente a la vivienda para los desamparados.

 

▪ Impulsar comunidades de ingresos y uso diferentes.

 

▪ Enmendar la iniciativa HB7103, que eliminó la potestad de los gobiernos locales de crear viviendas asequibles en los nuevos proyectos inmobiliarios:

 

▪ Eliminar la exigencia de incentivos a la asequibilidad para “compensar completamente” el costo de esa asequibilidad.

 

▪ Modificar la exigencia que requiere un proceso de solicitud de permisos de 30 días. En su lugar, se debe incentivar a las jurisdicciones locales a que aceleren la emisión de permisos para proyectos de viviendas asequibles para personas que ganen un máximo de 120% del ingreso medio. Los legisladores deben consultar a la Liga de Ciudades y la Liga de Condados para fijar límites de tiempo apropiados para el proceso de permisos, por el de 30 días no es realista en muchas jurisdicciones. Debe estudiarse la posibilidad de entregar fondos operativos durante un período limitado para ayudar a las jurisdicciones locales a pagar por el personal necesario para emitir los permisos de manera expedita.

 

¿Qué preguntas deben contestar el gobernador y la Legislatura para avanzar en este tema?:

 

▪ Deben pedir su opinión a los vecinos, ciudades y condados cuáles son sus necesidades locales de vivienda asequible ahora y en el futuro.

 

▪ ¿Cuales son las fuentes de ingresos que pueden cubrir gastos generales que no provengan de la Ley Sadowski de Vivienda Asequible? Pueden contribuir las alianzas entre los sectores público y privado e instituciones religiosas?

 

▪ ¿Cómo pueden facilitarse el uso de terrenos públicos para vivienda asequible?

 

▪ ¿Qué hace falta para que las empresas inviertan en las necesidades de vivienda de sus empleados?

 

▪ ¿Hay innovaciones viables en materia de vivienda que cumplan las necesidades de todos los vecinos? ¡Cómo se puede apoyar a las jurisdicciones locales para impulsarlas?

 

Presidente de los Influyentes: Annie Lord.

 

Miembros: Wifredo Ferrer, Kerry-Ann Royes y David Swanson

 

La pregunta: ¿Cómo deben los líderes electos de la Florida ayudar a crear más viviendas asequibles para personas de bajos ingresos y los desamparados, así como viviendas asequibles para la clase media?

 

 


El Nuevo Herald

Página Web - 2019/12/01

Fuente: https://www.elnuevoherald.com/