Numerosas ciudades y pueblos históricos de la costa atlántica de Estados Unidos sobrevivieron a guerras, huracanes, enfermedades y otras calamidades, pero ahora que crecen los mares enfrentan una crisis más existencial.

 

Con un presupuesto total de 225 millones de dólares, por ejemplo, Charleston (Carolina del Sur) no puede darse el lujo de invertir miles de millones de dólares sin ayuda del gobierno nacional. Confía en que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército la ayude proteger la península donde se encuentra el centro de la ciudad con muros de contención, evocando las barreras construidas cuando la ciudad fue fundada hace 350 años.