Las aguas que cubren los caminos inundados en el noreste de Oregon comenzaban a retirarse, permitiendo a los habitantes regresar a sus viviendas y evaluar los daños.

 

Una franja de aproximadamente 16 kilómetros (10 millas) de la carretera interestatal 84 al sur de Hermiston, Oregon, seguía cerrada el domingo debido a daños por inundaciones, y las autoridades dicen que podría requerirse una semana más antes de que sea reabierta. Se está obligando a los automóviles a tomar una desviación.