En septiembre pasado, Giovanna Calimano, agente de bienes raíces de Luxe Properties, ayudó a su padre, Jorge, a alquilar una propiedad de inversión en NW 193 Lane en Hialeah que compró en 2010 por $107,000.

 

Los nuevos inquilinos, una familia que se había mudado desde Georgia, parecían perfectos: un hombre que trabajaba para una empresa de suministros médicos en Doral; su esposa, que prepara declaraciones de impuestos, y sus dos hijos. El alquiler era razonable: $1,800 por un townhouse de tres habitaciones y dos baños con 1,093 pies cuadrados de espacio.