Cada vez son más los instrumentos que nos facilitan la difícil tarea de adquirir una vivienda sin salir del ordenador, la tableta o el teléfono móvil

 

La digitalización es un proceso irreversible en todos los ámbitos: sociales, económicos, educativos, administrativos… Y el sector inmobiliario no iba a quedar ajeno a este proceso de transformación tecnológica imparable. No nos referimos solo a tener una página web como un escaparate más, quizás hoy en día el principal, de cada negocio o proyecto inmobiliario. Sino también a las muchas herramientas que están surgiendo con el objetivo de facilitar, tanto para el vendedor como para el comprador, la adquisición de una vivienda.