El director de la entidad defiende el Censo 2018, y llama a que lo tomen como insumo.

 

Ni los barranquilleros “han desaparecido”, ni le serán disminuidos al Atlántico los recursos del Sistema General de Participación. Más bien, en vez de controvertir las cifras del Censo, lo que se debe es conocerse mejor el departamento y nuestras ciudades, y “pensar en planear mejor nuestro futuro con base en los insumos estadísticos”.

 

El llamado y las aseveraciones fueron del director del Dane, Juan Daniel Oviedo, que en su visita de ayer a Barranquilla, incluyó un encuentro con representantes de los medios de comunicación. Allí expuso: “los soportes y argumentos técnicos para asegurar que las cifras declaradas de la población efectivamente censada y su estructura demográfica son cifras consecuentes con todos los fenómenos”.