El inicio de nuevos proyectos, el desplazamiento de cronogramas de obras producto de las dificultades generadas por la pandemia y la continuación de iniciativas que ya estaban en marcha. Esos son algunos de los factores que explicarán que este año aumenten las inversiones privadas y estatales en los sectores inmobiliario y de obras públicas.

 

Las iniciativas inmobiliarias y de OO.PP. con cronograma definido que se materializarán en 2021 subirían 12,5% respecto de 2020, sumando US$ 6.057 millones. Así lo indican dos informes sobre esos rubros elaborados por la Corporación de Bienes de Capital (CBC) con datos al tercer trimestre del ejercicio pasado.