Será para contratos superiores a $ 35.000. Esos ajustes están prohibidos desde 1991. Otros detalles.

 

El Gobierno prepara un nuevo proyecto de ley de alquileres, con importantes cambios respecto al que se debatió el año pasado en comisiones pero no llegó a ser aprobado, por la fuerte resistencia del sector inmobiliario y, también, de una parte del Poder Ejecutivo.

Uno de los puntos más salientes del texto que elaboraron en la secretaría de Vivienda es que se elimina la prohibición de indexar contratos -una de los pocos artículos que queda vigente de la Ley de Convertibilidad- para contratos que superen el equivalente a 1.000 UVAs ($ 35.480 al valor de ayer).